Sé que dueles, lo sé porque lo veo en unos ojos que ya no brillan y no pueden ni quieren dejar de autodestruirse. Lo sé porque se consumen sin lágrimas intentando disimular lo evidente de manera triste e inútil. Lo sé porque están llenos de dudas que nunca conocerás para no ver el daño que te haría preguntártelas aunque necesiten respuestas conocidas que estoy convencido de que sólo quieren oírte pronunciar. Lo sé porque sonríen noblemente al mostrarles a quien dedicas un tiempo que no quisiste invertir en ellos mientras noto como se retuerce un puñal en su pecho. Lo sé porque actúas como si no fueras consciente de lo que arrebataste, algo que ni siquiera eres tú y que te dedicaste a destruir ¿cómo es posible no verlo? Lo sé porque sé que era irremediable que les fallara la voluntad de intentar esquivarte. Lo sé porque sólo necesitan apoyo y una compañía que no tienen y yo no puedo darles. Lo sé porque te dedicas a perderlos. Lo sé porque no me miran para que no pueda evitar que se hagan daño. Lo sé porque les muestro tu indiferencia y tan sólo se desvían de dirección. Lo sé porque no lo merecen y aun así se les castiga. Lo sé porque no creo en tu cobardía ni en que seas capaz de no llegar a arrepentirte de ella. Lo sé porque me fascinó tu elegante personalidad y me decepcionó esa máscara tras la que te escondes para no hacerte daño refugiándote en la excusa de no querer hacérselo a los demás. Lo sé porque me engañas y te engañas siendo capaz de caer en el error de lograr que lleguen a dejar de mirarte. Lo sé porque aunque no lo creas conozco los dos lados de la moneda y te he visto desde escasos metros bailar con alguien que algún día descubrirás que es incapaz de hacerte olvidarlos. Lo sé porque por inverosímil que resulte estoy convencido de que verdaderamente han bajado a un infierno que no les corresponde en el que no les permitieron quedarse. Lo sé porque antes o después me leeréis ambos y ninguno me dirá nada sabiendo que no me equivoco. Lo sé porque nadie lo sabe ni le importa por mucho que te vea insistir en decir lo contrario. Lo sé todo porque mis ojos ven a través de esos ojos incluso cuando no hace mucho se cerraron sin querer volver a abrirse.

 Lo sé porque no me gusta lo que he escrito, la manera en que lo he escrito, el motivo por el que lo he escrito…

Es injusto que realmente acabes cargando con mis errores pero si debe ser así nos reuniremos allí antes o después, siempre a su debido tiempo.

Anuncios